Páginas

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Cómo garantizar levantarte en la mañana a hacer ejercicio

Salir de la cama cuando aún está oscuro y hace frío fuera de las cobijas no siempre es fácil, pero es mi historia de 5 días a la semana en los que tengo que madrugar para ejercitarme antes de ir a trabajar, durante mucho tiempo luché con la alarma de mi celular y al final encontré la forma de tener la disciplina de levantarme día a día, aquí algunos consejos que te pueden ayudar (en mi caso sirvieron).


1.       ¡Ve a dormir temprano!

Yo sé que ver el siguiente capítulo de tu serie favorita en Netflix puede parecer tentador, sin embargo muchas veces uno se vuelve 2, 3, 4… Al final simplemente se convierte en ir a dormir tarde y al otro día te costará más salir de la cama, para evitar que esto pase, siempre fijo una hora para ir dormir, lo que no hice antes de esa hora ya queda para el siguiente día. Eso hace que sea más fácil levantarme a la hora que necesito y tener las horas de descanso suficientes para no exceder mi cuerpo. Tus series de Netflix estarán ahí el fin de semana ;)

2.       Toma un vaso de agua antes de dormir

Además de los beneficios conocidos de tomar agua antes de dormir para la piel, digestión, etc. En mi caso, tomar un vaso de agua me ayuda a tener que levantarme de mi cama cuando suena el despertador porque necesariamente tengo que ir al baño y una vez ya estoy afuera de mis cobijas lo pienso dos veces antes de volver a seguir durmiendo.

3.       Pon tu despertador lejos de la cama

No sólo por salud, en mi caso el botón de posponer es mi peor enemigo, si tengo el celular al lado incluso sin darme cuenta le doy posponer y 5 minutos resultan volviéndose media hora lo que al final significa que ya no tengo el tiempo necesario para ejercitarme. Cuando pongo el celular lejos tengo que levantarme a apagar mi alarma y bueno, ya salí de las cobijas es un poco más fácil empezar el día.

4.       Consigue un compañero de gimnasio

Por alguna razón, a veces estamos dispuestos a quedar mal con nosotros mismos pero no con el resto de personas. Tener alguien que espera por ti para ir al gimnasio o con la que te tienes que encontrar te ayudará a tener un motivo más para salir de las cobijas.

5.       ¡Apuesta con tus amigos!

De nuevo las personas que están a tu alrededor pueden ayudarte a conseguir tus objetivos, puedes hacer una apuesta con tus amig@s, por ejemplo quien recorre más kilómetros a la semana trotando (los pueden comparar con una aplicación), otra alternativa es ir poniendo dinero en un recipiente y los que salten sus días de deporte van perdiendo el dinero que pusieron.

6.       ¡Prepárate para lucir bien mientras haces deporte!

No se trata de peinarse, usar maquillaje (en el caso de las mujeres), ni nada por el estilo, pero por ejemplo puedes preparar la noche anterior la ropa que vas a usar para el gimnasio (seguro se ve mejor cuando la usas que cuando la tienes guardada en tu armario), cargar tu ipod, de algún modo preparar tu mente para lo que viene al día siguiente.

7.       Toma 10 minutos

Levántate, toma un vaso de agua, estira un poco tu cuerpo y dale tiempo para salir del reposo, después de los primeros 10 minutos vas a olvidar que querías volver a la cama y tu cuerpo y mente entran en el modo de ejercitarse.


Finalmente sé paciente, no siempre es fácil tomar el hábito de levantarse temprano, sin embargo en mi caso, es la forma de asegurar que voy a ejercitarme, si lo dejo para la noche lo que probablemente sucederá es que algún amig@ me llame y salga a hacer algo más o incluso tenga que estar un poco más tarde en la oficina y cualquiera de esas cosas harán que omita un día de ejercicio.  Después de un par de semanas creando el hábito con lo que mencionaba anteriormente, una vez suene tu despertador no lo pensarás de nuevo. 

¿Te gustó este artículo o te gustaría que escribiera de algo en particular? Puedes dejar un comentario o seguirme en otras redes sociales para más consejos:


Instagram@Nati_Fit
Twitter: @Nati_Fit

2 comentarios: